Celebrando el recuerdo del Maestro

por: Sin Nombre

por José Emilio González Matos “Chemi”

La muerte de Robert Altman ocurrida el pasado 20 de noviembre priva al cine estadounidense y quizás al mundo del mas vital y provocador creador con el cual contaba. La carrera de Altman se extiende por 5 décadas, 34 largometrajes y numerosos episodios y series de televisión así como incursiones en la dirección teatral y de opera, y se mantuvo activo hasta el final dejándonos su ultimo largometraje, A Prairie Home Companion 5 meses antes de su muerte. Su anárquico y visionario estilo de puesta en escena fue uno de los que ayudo a cambiar la percepción de cómo recibimos el cine hoy en día. Altman se saltaba convencionalismos narrativos para acercarnos a atmósferas particulares y personajes a veces aterradoramente humanos, no le interesaban de por si las “historias”. Esa misma actitud contribuyo a su reputación como uno de los mejores directores de actores en la historia del cine, reputación que siempre rehuyo con su característica ironía afirmando que mas bien era un buen “casting director” y que después de elegir el reparto de una película “85 % de mi trabajo esta hecho” pero las mas de un centenar actuaciones destacadas en su cine en sus filmes atestiguan todo lo contrario, cuando Altman veía algo particular en un actor, tan solo el parecía podía verlo y captarlo con plenitud.

Era un hombre contradictorio, siempre receloso de la industria de la cual formaba parte, mirándola siempre con su ironía particular. La ironía de alguien que sabe que a pesar de sus varios “comebacks” al centro de la industria y el ojo publico- sobre todo el de los 90 con The Player y Short Cuts y el del nuevo milenio con Gosford Park- nunca se fue y contrario a otros cineastas salidos de la década del 70- Scorsese y Coppola vienen a la mente- nunca perdió su vigencia. A pesar de que lo encasillaron como el director por excelencia de las películas corales con una multitud de actores y “overlapping” dialogue el hombre hizo de todo, desde estudios intimistas de personaje, teatro filmado, ballet filmado, cine posmodernista, filmes anti genéricos- anti “western”, anti “film noir”, anti “gangster film”-filmes experimentales, biopics, thrillers, historias detectivescas, filmes apocalípticos. Claro no todo tuvo el mismo nivel pero nunca nada dejo de ser interesante y su vasto cuerpo de trabajo nos revela a un creador eternamente inconforme y artísticamente inquieto, deseoso de pasar de una experiencia a otra completamente distinta, y eso es algo que no se puede decir de la mayoría de los cineastas estadounidenses salidos de esa gloriosa década del cine de los años 70.

Para celebrar ese legado y esa vasta obra les invitamos a acompañarnos todas las noches de los lunes y los martes del próximo mes de febrero en AREA lugar de proyectos en Caguas, donde presentaremos una retrospectiva sobre “Los Universos de Robert Altman” no faltaran trabajos reconocidos como McCabe & Mrs. Miller , The Long Goodbye, Nashville, 3 Women o Short Cuts pero también se le dará atención a obras menos conocidas pero fundamentales en su canon como la frenéticamente posmoderna Brewster McCloud, el estudio de horror psicológico Images, la filmada improvisación de jazz Kansas City, la película “maldita” de su filmografía Quintet porque para evaluar a un autor de manera completa hay que revisar sus éxitos y sus fracasos, la serie de televisión para HBO Tanner 88`que Altman siempre considero el mayor logro de su larga carrera y claro esta su canto de cisne para el mundo la encantadora oda a la muerte, la vida y la tradición A Prairie Home Companion. Los invitamos y los esperamos para celebrar la vida de lo que fue uno de los pocos grandes maestros que le quedaban al séptimo arte.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.