La mirada inclusiva – sobre el quehacer de Félix Gonzáles Torres

por: Diana Ramos Gutiérrez

El Museo de Arte Contemporáneo (MAC) celebró el pasado 1ero. de septiembre de 2010, un conversatorio en torno a la vida y obra del artista cubano-puertorriqueño Félix Gonzales Torres. En el mismo se presentó, entre otras cosas, un paralelo de su obra con piezas del barroco europeo y se puntualizó sobre la utilización de elementos pertenecientes a esta tendencia. Sus piezas irradian la nostalgia de quien partiera de su natal Cuba en el exilio por el Mariel y la pérdida de su pareja íntima, Ross, quien falleciera de SIDA. Un silencioso sufrimiento llena sus piezas de una melancolía particular. Estas funcionan a un cierto punto para documentar esta añoranza que recurrentemente le asalta.  El resultado es la creación de piezas que funcionaran de manera interactiva con el espectador intentando hacernos parte de estos procesos pero encerrando en sí el desprendimiento  de la obra por parte del artista, tal como lo ha hecho ya con su patria y su compañero.  Las nociones de lo público y de lo privado  convergen en su obra y armonizan para crear la noción de inclusión en el espectador. Tal es el caso de “Loverboys”, donde Gonzales Torres pone  por medio de caramelos el peso equivalente a la suma de su masa corporal y la de su compañero. Por su parte en “Sin título, 1991” una cama vacía y arrugada expuesta en “billboards” expresaba ya una profunda pérdida más en la vida del artista: la del espacio que compartía con su pareja íntima.

¨Intervenciones/Convergencias: Una mirada crítica a la producción temprana de Félix González-Torres propone un estudio de la obra del artista desde una mirada inclusiva. La investigación profundiza en su producción durante la etapa temprana de su formación universitaria y busca identificar e indagar en las convergencias de estilo, forma y otras preocupaciones estéticas, conceptuales y sociales que remiten a su trabajo posterior. El estudio incluye sus experimentaciones con el vídeo arte, intervenciones, instalaciones y performances. La difusión de la investigación se realiza a través de diversas plataformas. Se presentan entrevistas, tanto de carácter profesional como personal, dirigidas a construir un retrato de González-Torres desde múltiples escenarios y enfatizando la relación del artista con Puerto Rico.¨  puntualiza el texto curatorial por Vanessa Hernández Gracia.

Las piezas de Gonzales Torres, ya sean de carácter homo-erótico, la utilización de máscaras para enfrentarse a la sociedad, a los procesos mismos que esta implica, a la vida, a las circunstancias  y hasta a nosotros mismos  y  hasta sus obras constantemente carecientes de título trabajan con nociones de género y de reconocimiento personal sin dejar a un lado un carácter transgresor. Las últimas de sus piezas nos logran transmitir sus secretos, su nostalgia y su desprendimiento constante del mundo ante la enfermedad, la muerte o la separación definitiva de los cuerpos, de la patria y del ser mismo de una manera sin duda emotiva y que a manera personal percibo a un punto desgarradora y a su vez tierna. Gonzáles Torres transmite el recuerdo de lo perdido y a su vez lo evoca. Hace palpable una vida, un ente y más aún a un gran artista.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.