Lectura para un mundo menos cruel

por: Christian Ibarra

Más allá del alcohol y la grasa desmedida, en el último día de las Fiestas de la Calle San Sebastián, se llevó a cabo una lectura de cuentos que de antemano prometía un buen momento.  La promesa se debe a la calidad, en algunos más, en otros menos, de estas narraciones contenidas en el libro Mundo Cruel, de Luis Negrón.

El teatro del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe no pudo evitar, con sus puertas cerradas, la algarabía etílica de afuera, sin embargo, mientras duró la actividad, afortunadamente todo se transformó. Pasados de hora, el primero en leer fue el teatrero Mickey Negrón. Tarareando en una melodía un par de líneas del cuento La Edwin, apagó las luces del lugar para dar paso a la lectura jocosa del cuento que, por un momento, dio la sensación de ser realmente, como ocurre en la narración, una conversación telefónica.

Le siguió Diana Ramos, con el cuento Muchos. Moviendo apenas un atril en posición vertical, dio inicio a la  interpretación de dos mujeres que bochinchan, cuchichean, sospechan sobre la homosexualidad de un niño al mismo tiempo en que arremeten en contra de la nacionalidad dominicana. Estas dos primeras interpretaciones arrancaron carcajadas del público y no es para menos. La inusual capacidad del autor para recoger la jerga cotidiana, las maneras, las mañas, dan la sensación de ser el escucha en una conversación digna de la más pedestre amalgama boricua.

La lectura agarró un giro insospechado con el loablemente interpretado cuento, Junito. Javier Omar Morales, en oposición a las anteriores dramatizaciones, se abstuvo de moverse del podio. Un hombre que habla con su amigo homosexual sobre su huida para otro país, en parte por lo maltrecho que se encuentra el suyo, pero más a raíz del amor inconmensurable que siente por su hijo, le permitió a Morales realizar una interpretación que se caracterizó por ser sencilla, franca.

El encargado de cerrar la lectura con broche de platino fue el actor Gil René. Con una ternura indecible, dio aun más vida al cuento, El Jardín. Sereno, pausado, risueño en ocasiones mantuvo con un hilo de aire a un público que aplaudió al final frenético, visiblemente emocionado. De la emoción tampoco pudo abstenerse Luis Negrón quien, conmovido, validó la alegría de poder reconocerse en la voz de otros, redescubrir su escritura a través de la lectura de quienes el domingo prestaron su  voz. De más, pero no de menos está decir, que la promesa inicial se dio por cumplida.

 

Mundo Cruel, de Luis Negrón, está disponible en las librerías del país.

Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron
Mundo Cruel, Luis Negron

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.