D’circo y de muerte por Río Piedras

por: Javier Omar Morales Nazario

Continúan los Jueves de Río Piedras como una opción cultural genuina y de autogestión. La noche 15 de septiembre, contó con alternativas que viajaron desde alegrías brindadas por un circo al aire libre en un ambiente familiar, hasta una propuesta llena de vida efímera y creativa donde la muerte resultó ser el pie forzado. El Jueves d’Circo fue dedicado al mayor precursor de este arte multifacético y ancestral en Puerto Rico, el mimo, malabarista, actor y director Luis Oliva.

Fotos: Ricardo Alcaráz

Es un hecho, Puerto Rico cuenta con una nueva generación de colectivos circenses que han aprendido a unirse para brindar un espectáculo de altura, capaz de robar sonrisas, vítores y aplausos. Ante una plaza de Río Piedras llena de niñas, niños, jóvenes y adultos el espectáculo inició con el cuerpo de acrobacia del Circo Eclipse. Acto seguido, los malabares del Circ’O'Perativo se hicieron presente arrancándole suspiros de emoción a los y las presentes. Inmediatamente se presentó un elocuente mago, quien entre bromas y juegos brindó un acto totalmente interactivo. Para cerrar el espectáculo hizo su presencia el Circo Nacional de Puerto Rico con un repertorio compuesto de payasos, danza aérea y más. Todo el espectáculo fue amenizado con el repertorio de la banda Municipal Makula-Barun  compuesta por músicos extranjeros y del patio.

Fotos: Ricardo Alcaráz

El Jueves tomó un giro distinto, pero no menos interesante en la noche dedicada a la muerte de Asuntos Efímeros en El Cabaré. Efraín del Hierro e Iván Acosta, confrontaron al público con la propuesta multisensorial La pérdida del sonido. Mediante una especie de “ritual” que contó con la improvisación de un BBQ y los olores de dos carnes que se cocían sobre fuego buscaban según indica del Hierro: “Rescatar las ideas de dos mentes separadas. Al terminar la búsqueda surge la exigencia de explicar algo de cualquier manera posible. Para lograr esto, tuvimos que ponernos de acuerdo lo que resultó parte del proceso y del nacimiento de esta idea”. La noche continuó con la interpretación de Lizza Fernanda, quien recurrió a la fonoteca olvidada por el paso de la muerte.

Antes del intermedio, el Dr. de la Peste, de la maestra y titiritera Deborah Hunt, a puro chillido desnudó los huesos de un títere lanzando su carne entre el suelo y el público. Fueron muchas las reflexiones de esa noche pasajera que culminó con un público danzante y alborotado al ritmo de la música de la Banda Municipal y la cantastoria Anywhere Out of this World de Dave Buchen.

Fotos: Abdiel D. Segarra

Un aplauso para las y los organizadores de este evento cultural por rescatar estos espacios a través de la autogestión. Un aplauso al público que se dio cita, a los artistas que nos regalan reflexiones y entretenimiento. Un aplauso y ovación a los maestros Luis Oliva y Deborah Hunt por decir y seguir presentes. ¡Qué sigan los Jueves de Río Piedras!

El autor es maestro de teatro y portavoz del Taller Múltiple Espacio Abierto.

espacioabierto.inc@gmail.com

*Para ver algunas imágenes extra de Asusntos Efímeros en Cabaré dirijase a: Asuntos efímeros: edición mortal de Laurie Garriga

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.