¿Dónde va el “cero”?

por: Melissa Marzan Rodriguez

Llevo algún tiempo escribiendo sobre el VIH/SIDA desde una perspectiva académica. Sin embargo, siempre que llega esta fecha, me gusta ver la dinámica del día de alerta mundial contra el SIDA. Ciertamente, al igual que en otro años, un grupo nutrido de profesionales de la salud, activistas, organizaciones de base comunitaria, empresa privada y los medios de comunicación dijeron presente para conmemorar dicho día en nuestra Isla. Bajo el lema “Cero estigma, discrimen, muertes de Sida y casos de VIH” el Departamento de Salud hizo su aportación de concientización a la ciudadanía. Aunque parece ser optimista este lema, tengo otra versión del “cero” que quiero compartir.

Una agencia que se ha dedicado a poner tantos obstáculos administrativos para hacer prevención de VIH en Puerto Rico, que no se atreve hacer campaña dirigida a los grupos de riesgo, como los/as usuarios/as de drogas intravenosas, y sólo mantiene el sistema; no me queda más que decir que es un acto de hipocresía. En vez de hacer un lema tan “clichoso” y poco acertado, porque parece que hablamos del “cero” como si estuviera a la izquierda. “Cero sexo sin condón”, “Cero uso de agujas usadas”, “cero burocracia para la prevención”, sería realmente darle valor al cero. Eso sí es posible, si hubiera voluntad política para hacer campañas de educación y no campañas de miedo, entonces la historia de VIH/SIDA en la Isla sería distinta. Pero aquí hay miedo, y el miedo va acompañado del desconocimiento.

Puerto Rico necesita una campaña de educación para VIH/SIDA que se adapte a los factores de riesgo de cada una de las poblaciones a mayor riesgo. A los jóvenes y adolescentes hay que llevarle una campaña distinta a la que se le debe llevar a los/as usuarios/as de drogas intravenosas. Sí podemos reducir los casos de VIH, el discrimen y el estigma, pero para eso hay que ser estratégicos, interdisciplinarios y sobrepasar los esfuerzos. Las personas con VIH/SIDA en Puerto Rico y aquellos que trabajamos en su prevención, queremos que el Estado sea firme y consistente con lo que promulga. Estamos esperando más acción.

*La autora es epidemióloga.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.