Camino a la libertad

por: Javier Omar Morales Nazario

Durante el fin de semana pasado se presentó en el Teatro Victoria Espinosa de Santurce la pieza, Camino a la libertad. Esta pieza teatral es una adaptación especial para teatro del profesor Iván Olmo inspirada en el libro The Long Walk, de Slavomin Rawicz. La misma nos cuenta la historia de un grupo de hombres que caminan sobre 4,000 millas para ser libres. Tomando como escenario histórico las invasiones capitaneadas por Stalin y Hitler a Polonia durante los inicios de la Segunda Guerra Mundial, Camino a la libertad,  presenta  cómo estos hombres escapan del campo de concentración y huyen hacia el sur, a través del desierto de Gobi, el Tíbet y el Himalaya para llegar finalmente a la India Británica en el invierno de 1942.

Podría cuestionarse una representación cargada de una historia tan distante al Puerto Rico actual, pero esa duda queda aplacada con el excelente bloqueo y juego físico que nos presenta Iván Olmo. La constante referencia de una larga caminata, que se hacía presente a través de la utilización de técnicas de pantomima, y el uso en todo momento de un amplio grupo de actores en escena, le otorgan a esta pieza un bien merecido laudatorio. El largo recorrido al que fuimos transportados se hizo casi presente, como un espectáculo virtual. Las sensaciones fueron expresadas al máximo durante los dos actos que incluyó la pieza; frío, calor, sed, hambre, desesperación, frustración, humor, esperanza.

El montaje estuvo acompañado por un buen trabajo de iluminación a cargo de Jorge Ramírez y el diseño de sonido ayudó en las transiciones de cada escena que quizás excedieron el uso de apagones muy extensos. Un diseño escenográfico sencillo y apropiado, abrió la posibilidad a la exploración física y el movimiento corporal.

El joven elenco con el que contó la pieza, estuvo compuesto por miembros del Taller de Montaje Teatral de la Universidad del Sagrado Corazón y del Taller de Teatro Físico Polimnia. La versatilidad de los actores, en especial al combinar sus destrezas de actuación con las de expresión corporal merecen un reconocimiento especial. De igual manera, cabe resaltar las actuaciones de Keishla Ramírez (Irena) y Rafael Pagán (Zoran) quienes no daban espacio para que la audiencia quitara sus ojos de la historia que presentaban, aumentando la intriga de conocer el desenlace de la travesía.

FICHA TÉCNICA

Inspirado por el libro “The Long Walk”- Slavomin Rawicz

Libreto- Peter Weir & Keith Clarke

Adaptación de libreto y dirección-Iván Olmo

Asistentes del director- Camelia Méndez y Cristina Cordero

Diseño de luces- Jorge Ramírez

Escenografía- Héctor Escudero

Regidora y diseño de sonido-

*El autor de este artículo es maestro de Teatro y Portavoz del Taller Múltiple Espacio Abierto. Para contactarlo puede escribir a: espacioabierto.inc@gmail.com

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.