Entrevista a Elsa Meléndez y Norma Vila de Metro: plataformaorganizada

por: Bianca Ortiz

El proyecto de gestión Archivo de Perfiles de las Artes Visuales Contemporáneas Emergentes se llevó a cabo para aportar al debate cultural recopilando información valiosa que ayude a comprender más de cerca la situación del artista contemporáneo desde la perspectiva social, económica y profesional. Toma como punto de enfoque a los artistas jóvenes contemporáneos del país, llevando a cabo un estudio directo sobre su labor como artistas contemporáneos y como profesionales del campo de la cultura. A través de este proyecto, se pretende hacer disponible a estudiantes de arte, investigadores y personas interesadas un recurso que ofrezca un pequeño panorama sobre el campo de las artes visuales emergentes del país para efectos educativos y de investigación.

Entrevista a Elsa Meléndez y Norma Vila de Metro: plataformaorganizada

Bianca Ortíz: ¿De dónde y cómo surge la idea de este espacio?

Elsa Meléndez: José tenía un interés de tener un espacio aquí y se lo ofreció a esta persona que no podía y en un momento yo me acerqué a Norma y le dije que le hiciéramos una propuesta a José y así fue que lo estuvimos trabajando, como un espacio que fuera corrido por artistas y como no tenemos remuneración, pues la idea es que cada artista iba a aportar, pautándonos desde lo que pudiera ofrecer cada artista. Algunos fueron seleccionados por lo que podían traer al proyecto y otros pues, fueron invitados, porque estaban fuera de Puerto Rico y queríamos exhibir artistas que la gente no tuviese tanto contacto con ellos.

Noma Vila: Hay muchos artistas puertorriqueños que están en extranjero y queríamos también darle un espacio y traer obra de ellos, porque muy pocos de ellos exhiben aquí en la isla.

EM: Fue difícil la selección.

NV: Fue una depuración como de tres o cuatro meses. Queríamos tener más artistas, queríamos tener menos en un momento.

EM: En algún momento habíamos decidido tener doce y ya en un período de dos semanas y dijimos: “dos semanas no son suficientes”. Además queríamos tener más artistas, por eso decimos que si el proyecto sigue, obviamente podemos incorporar a más artistas; porque hay muchos artistas que no son representados por galerías tampoco y ese es uno de los aspectos que habíamos pensado, que no estuviesen representados por galerías, porque ¿para qué vamos a presentar a artistas que son representados por galerías?

NV: Además de tratar de ser lo más organizados posible y de tener ya una lista de artistas, no somos igual de estrictos que una galería en cuanto a restricciones. Si un artista no responde a la oferta de participar, pues fluimos y deliberamos sobre otro artista que pueda tener participación para incorporarlo.

EM: Lo que sucede también es que ha pasado que algunas personas fueron invitadas al proyecto y están bien ocupados, y realmente el proyecto exige mucho. Es una plataforma en la que tienes que tener una producción mensual y no todo el mundo puede cumplir con eso. Para poder participar se requiere de mucho tiempo y sacrificio en cierta manera. Algunos de nuestros artistas están en medio de otros proyectos, como por ejemplo, Cristina Tufiño se está mudando para Filadelfia, se casó, y pues puede ser que ella se incorpore otra vez, la invitación está. Pero estamos hablando Norma y yo que realmente queremos artistas que le saquen provecho al espacio y estamos considerando ya en la mitad del proyecto invitar a otros artistas, algunas personas que tenemos pensadas, porque realmente queremos que estén aquí constantemente, y aunque las metas de Área Lugar de Proyectos y Metro son totalmente diferentes, podemos recibir proyectos que se pueden dirigir a Área, porque Área en sí es un lugar de producir proyectos. Acá es una cosa más específica, tiene una agenda establecida y estamos trabajando con un grupo específico.

B: ¿Funcionan de forma independiente, como una organización sin fines de lucro o como una galería? ¿Reciben algún tipo de auspicios?

NV: Todo eso.

EM: Bueno, por el momento no somos sin fines de lucro. Por el momento, estamos trabajando como una galería realmente en el sentido de que si se vende algo, va un por ciento al espacio para pagar al renta. Además, tenemos las expectativas de poder ir al alguna feria, que para eso entonces contamos con Michelle Fiedler dentro de nuestros colaboradores, y ella se encargaría de hacer las propuestas para ferias. Así que básicamente, estamos trabajando como una galería, no como una galería comercial, pero realmente es el mismo sistema de que si se vende algo, va un por ciento para el espacio, para los colaboradores, para poder solicitar a ferias y que en algún momento se pueda pagar la mensualidad del espacio, porque José está corriendo con todos los gastos ahora mismo.

No. Bueno, los auspicios son de parte de los artistas, porque estamos trabajando en el diseño de las exhibiciones colectivas. Yo estoy trabajando en la coordinación de la exposición, más la redacción de los comunicados. Zinthia Vázquez está trabajando toda la parte del diseño grafico de los catálogos e invitaciones, en el website trabaja Myritza Castillo y Abdiel Segarra trabaja en la documentación.

NV: Cada uno aporta un poquito. También tenemos a Carla Acevedo que nos está ayudando a hacer algún escrito de cada solo show, y de esta manera nos está apoyando.

B: Desde su establecimiento han ofrecido varias exhibiciones de arte contemporáneo joven, ¿Cómo se lleva a cabo el proceso de selección de los artistas y el tema de las exposiciones? ¿Quién coordina las muestras? ¿Reciben alguna remuneración por la labor de coordinar las muestras presentadas en su espacio o por ciento de venta?

EM: Originalmente, yo quería que todo fuera curado, pero no tengo tiempo para ese tipo de trabajo con mi trabajo en el Museo de Arte de Caguas y quiero que este espacio sea de producción y exposición constante, y traer un curador significa un gasto adicional. Puede ser que en un futuro se pueda sumar, pero por el momento no. Lo que estamos haciendo es que el artista se mantiene en dialogo conmigo y yo me encargo de redactar de alguna manera el statement del artista, si el artista puede traer alguien que escriba de su obra, pues mejor. Sin embargo, lo que se hizo fue una selección basándonos en las recomendaciones de José Hernández Castrodad, los que él conoce que están radicados en Nueva York, Norma y yo cada una sugirió cuatro artistas.

NV: Nos sentamos comenzamos a dilucidar, a dar nombres de gente que conocemos, que sabemos que producen, que tienen una carrera ya establecida, que no tengan una galería que los represente, como Carlos Ruíz Valarino, Omar Obdulio, y que sabemos que están activos. José nos ayudó mucho con los nombres de la gente que está afuera y siempre se consulta con él. Le dejábamos saber todo y él básicamente aprobaba nuestras decisiones y nos daba sugerencias. Todo se llevó como un dialogo muy bueno entre ambas partes.

EM: Pero lo de incluir a artistas que fueran más activos en el espacio, por ejemplo Omar Obdulio, Manolo Rodríguez, por ejemplo, la misma Norma y yo… Lo que hemos hablado de incluir a otra gente, sabemos que no va a ser problema, porque lo hablamos con José, porque la idea es que se aproveche el espacio. Por otro lado, yo coordino las muestras.

NV: Pero básicamente desde antes de empezar, se tenía un plan de trabajo y un calendario hecho. Comenzamos con una colectiva para darnos a conocer, luego iban los proyectos solistas, ya habíamos hecho los contactos con los artistas y ellos decidían que meses podían participar y demás. No recibimos ningún por ciento de venta y por el momento ninguna remuneración como tal.

B: ¿Además de las exhibiciones, qué otros programas ofrece Metro Plataforma Organizada (conversatorios)?

NV: Hemos empezado con eso, a hacer diálogos e invitar a recursos como críticos; puede ser todo tipo de personas, profesores, cualquiera que se sienta interesado a hacer una charla o un conversatorio. Por ejemplo, recién culminó la exhibición de Quintín Rivera Toro tuvimos una charla en torno a su trabajo. El artista no estuvo, pero estuvo Ralph Vázquez, Elizabeth Robles y Nelson Rivera.

Elsa: Estuvo abierto a estudiantes, a críticos y a curadores para que vinieran a hablar de la obra de Quintín y aunque no vino mucha gente, entiendo que fue muy exitoso por el dialogo que generó. Lo que se intenta es que cada uno tenga su producto, una oportunidad de generar un proyecto o de curar una exposición ya sea individual o de forma colectiva, para luego hacer una “artist talk” o una charla.

B: ¿Cuál es su percepción acerca del arte local emergente? ¿Puede determinar que actualmente hay artistas prometedores pertenecientes a esta generación?

EM: Considero que hay mucha buena producción, pero pienso que hay muchas cosas que se hacen “algarete” y creo que necesitan una estructura.

NV: En cuanto a los artistas a mi me parece que hay muy buenos artistas, pero hay muchas veces que no son bien representados. De por si este es un problema y que las instituciones estén dedicadas a esto, hasta inclusive hay una escasez de galerías. Todo eso se refleja en los espacios alternativos, aunque es bueno que existan.

EM: Definitivamente cumplen una función.

NV: Pero a veces tu ves como eso hace que un artista no crezca, porque no hay tanto criterio, no hay continuidad.

EM: …pero funcionan hasta cierto nivel, y ya cuando uno está a otro nivel a ti no te interesa ver tu obra exhibida en un espacio en el que no se pueda apreciar.

NV: Por ejemplo, ese rigor de un espacio serio que te exige ciertas formalidades, tales como: tener un curriculum vitae, tener ya de por sí una trayectoria, que el artista redacte su “artist statement”. Estas cosas se pierden a veces en algunos espacios alternativos, y no les critico eso… Al fin y al cabo eso no influye demasiado en la carrera de un artista. Estos movimientos mueven la escena del arte, pero no la educan.

EM: Es que realmente, no hay una escasez de espacios, sino una escasez de un lugar donde la gente pueda estudiar tu trabajo y por eso es que viene la idea de este espacio, y un museo es ocasional y puede que jamás le pase a alguien. Debe ser un espacio que tenga estructura, lo contrarios a los espacios alternativos, donde puede que se venda y que los visiten curadores; pero realmente eso no es lo que busca este espacio, sino crear un ambiente de que se pueda desarrollar otra cosa y que la gente peda venir a estudiar el trabajo de los artistas en diferentes contextos. En cuanto a los artistas emergentes, obviamente hay mucho talento.

NV: Muchísimos, artistas buenos… José “Quique” Rivera, siempre me ha gustado la obra de Isabel Ramírez, los muchachos de La Pandilla, también son buenísimos. Por ejemplo, en las exhibiciones de Cart-Watch se pueden identificar numerosos artistas jóvenes que son muy buenos. Hay mucho talento en la isla. Un espacio nuevo que me parece bueno es Art Lab en Santurce. Me encanta también la obra de Rafael Miranda.

EM: Nuestro enfoque más bien es en artistas de treinta años para arriba, porque no queríamos enfocarnos en artistas emergentes. Carlos Ruiz Valarino, Migdalia Luz Barens, Rabindranat Díaz… Queríamos trabajar con artistas que ya tuviesen una trayectoria y que su obra ya estuviese madura para entrar en un dialogo entre ellas. Creo que la escena está muy enfocada en el arte joven y hay artistas no tan jóvenes que casi no han exhibido en la actualidad. Yo no voy a mencionar a nadie, porque realmente son demasiados buenos. Sin embargo, según mis experiencias en el museo, a mi me gusta trabajar con artistas más desarrollados, porque ya tienen un cuerpo de trabajo, una línea ya definida.

B: ¿Cuáles entienden que son las necesidades de los artistas jóvenes en la actualidad?

NV: Un artista joven debe estar al día, debe tener su web page, su currículum vitae al día, debe documentar toda su obra. Debe visitar todas las exhibiciones posibles, debe leer constantemente. La persona se tiene que nutrir intelectualmente.

EM: …pero antes de todo lo que Norma dice, hace falta que el artista este comprometido con su obra y que este claro en lo que esta haciendo. Debe tener dedicación y trabajar.

B: ¿Cómo ven ustedes la labor del artista, consideran que es una profesión?

EM: Sí, porque igual que existen otros profesionales que dicen pintar o ser pintores y quieren exhibir en un museo; un museo debería abrirle las puertas a artistas de profesión.

NV: Es una profesión de por vida.

B: ¿Cuál entiende que es la función del artista y qué debe hacer para ser considerado profesional?

EM: Trabajar en su obra. He leído tanto de que puede ser comunicativo como que no debe que ser comunicativo, que realmente es hacer su obra lo más honesta posible.

B: ¿Qué aspectos crees que determinan que un artista sea profesional?

NV: Su dedicación.

EM: La consistencia en el cuerpo de trabajo y que cumpla en el plano profesional de desarrollar un proyecto en un espacio, con unos parámetros de fecha, compromiso y responsabilidad para tener un proyecto en un espacio. Basta con dedicación y que esté aportando realmente algo al medio que seleccione o que aporte con su obra, porque si va a estar copiando a alguien o va a estar trayendo temas que no aporten tanto técnico, como conceptual… Hay que desarrollar una técnica de manera que nadie la haya desarrollado a ese grado, ahí es cuando comienzan a aportar.

Elsa Meléndez

Ha realizado estudios en grabado, dibujo, pintura, curaduría y museografía en la Universidad de Puerto Rico, en el Smithsonian Affiliations and the Smithsonian Center for Education Museum Studies, Washington, D.C., en el Museo y Centro de Estudios Humanísticos de la Universidad del Turabo y en el Museo de Historia, Antropología y Arte de la Universidad de Puerto Rico. Es co-fundadora del espacio Metro: plataformaorganizada en Hato Rey fundado en el 2011. Desde el 1998 labora en el Museo de Arte de Caguas. Es Curadora del MUAC desde el 2007 hasta el presente. Ha sido premiada con la Beca del Fondo Puertorriqueño para el Financiamiento del Quehacer Cultural (2011), proyecto que presentará en Área: Lugar de proyectos en junio 2012. Recibió en el 2009 la Beca Lexus con las Artes para realizar la instalación “La maldición de la cotorra” en el Museo de Arte de Puerto Rico; recibió Mención de Honor en el Primer Certamen de Arte Joven de Oriental Bank (2008) y en el 2006 y en el 2001 recibió, respectivamente, Primer Premio en Grabado y Mención de Honor en Grabado en el Certamen de Artes Plásticas del Ateneo Puertorriqueño, San Juan, PR.

Norma Vila

Egresada de la Universidad del Sagrado Corazón, donde obtuvo un Bachillerato en Comunicaciones con una concentración en Artes Visuales. Recientemente obtuvo el grado de Maestría en Administración de las artes de la Universidad del Turabo. Ha laborado como gestora cultural, en curaduría, coordinación y profesora de arte en loa principales museos y galerías de Puerto Rico. Actualmente labora como coordinadora en la Galería de Arte de la Universidad del Sagrado Corazón, labora en su carrera como artista y también se desempeña en la producción y administración de proyectos de arte como lo es Metro Plataformaorganizada. Entre los proyectos que ha coordinado están: Paradise Lost, Área Lugar de Proyectos en Caguas (2011), Instalaciones, construcciones y ensamblajes, Área Lugar de Proyectos (2010) y Tendencia, Museo de Arte de Caguas (2009).

*Esta entrevista se llevó a cabo en septiembre de 2011 como parte del Proyecto Archivo de Perfiles de las Artes Visuales Contemporáneas Emergentes como requisito de graduación a la Maestría en Gestión y Administración Cultural del Programa de Estudios Interdisciplinarios de la Universidad de Puerto Rico recinto de Río Piedras.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.