Entrevista a Martín Albarrán y Jaime Rodríguez de Cart-watch

por: Bianca Ortiz

El proyecto de gestión Archivo de Perfiles de las Artes Visuales Contemporáneas Emergentes se llevó a cabo para aportar al debate cultural recopilando información valiosa que ayude a comprender más de cerca la situación del artista contemporáneo desde la perspectiva social, económica y profesional. Toma como punto de enfoque a los artistas jóvenes contemporáneos del país, llevando a cabo un estudio directo sobre su labor como artistas contemporáneos y como profesionales del campo de la cultura. A través de este proyecto, se pretende hacer disponible a estudiantes de arte, investigadores y personas interesadas un recurso que ofrezca un pequeño panorama sobre el campo de las artes visuales emergentes del país para efectos educativos y de investigación.

Entrevista a Martín Albarrán y Jaime Rodríguez de Cart-watch

Cart Watch

Bianca Ortiz: ¿Cuál es la misión de Cart-Watch? ¿Cuáles son sus objetivos?

Jaime Roríguez: La misión de este espacio es fomentar el arte contemporáneo emergente y darle oportunidad a gente nueva que produce en el mismo ambiente en que nosotros estamos rodeados, tanto a artistas emergentes como a artistas que podrían considerarse talentos escondidos.

Martín Albarrán: Queremos que el espacio continúe prosperando, que sea reconocido en y fuera de Puerto Rico. Hemos estado haciendo la movida para que esto sea posible, próximamente tendremos la oportunidad de participar de la Feria Scope Nueva York en marzo; y de aquí a un esperamos tiempo tener otros artistas para representarlos y que se unan al espacio.

JR: Desde el principio la idea fue hacer un espacio que fuera transformable, que sirviera de galería y durante tres meses como taller o espacio de trabajo para producir nuestros trabajos, ya que nosotros también somos artistas, para luego continuar con el calendario de exposiciones.

B: ¿De dónde y cómo surge la idea de este espacio?

JR: Nosotros teníamos un taller antes en la Ave. Fernández Juncos; Filipo Tirado, Martín Albarrán y yo. A partir de ese momento nos conocimos, nos encontramos como escultores, ya que los tres nos desempeñamos en la escultura. Luego, surgió la situación de que Martín se iba a estudiar, el asunto se nos complicó en el otro taller y tuvimos que dejarlo. Entonces, yo continué en esa búsqueda de otro taller, porque no es lo mismo uno trabajar sin espacio de taller el medio de la escultura. Luego, apareció la oportunidad de este espacio como taller y realmente le vimos las posibilidades y ahí comenzó el proyecto Cart-watch.

B: ¿Funcionan de forma independiente, como una organización sin fines de lucro o como una galería? ¿Reciben algún tipo de auspicios?

MA: Existe la inquietud de hacer exhibiciones no porque no haya ambiente, sino por traer otra opción además de las galerías comerciales, hacer proyectos expositivos curados y alternativos a las galerías donde el artista desea establecer un currículo y se ve (no sé si decirlo) el abuso con los artistas. Nuestro motivo principal el promover a los artistas y no cobrarle el 50%, sino un 30% para poder sufragar los gastos del espacio. Una de las cosas que surgió del espacio que teníamos antes era que el espacio estuviera en las condiciones de llevar a cabo exhibiciones, porque teníamos la inquietud de hacerlo, pero había que invertir mucho dinero y era más difícil. Este es un espacio en el que también estamos produciendo diariamente.

JR: Ahora bien, esto influye mucho en nuestra producción también. Hemos coordinado de tres a cinco exhibiciones corridas y casi no hemos tenido tiempo de producir nuestra obra, por esto decidimos tomarnos tres meses para nuestra producción y tres meses para luego continuar con el calendario de las exhibiciones.

B: Desde su establecimiento han ofrecido numerosas exhibiciones de arte contemporáneo emergente, ¿Cómo se lleva a cabo el proceso de selección del curador y el tema de las exposiciones? ¿Cuál debe ser su perfil? ¿Reciben estos una remuneración por la labor de curador de las muestras presentadas en su espacio?

MA: Últimamente ha habido tres exhibiciones curadas por Ralph Vázquez, “Egofilia”, un solo de La Ele y de Rubén “Sheto” Luciano, que aunque otro las cure, nosotros ayudamos en el montaje de las mismas. El punto es que nosotros no somos curadores. Muchas veces se hace un escogido de artistas y a ver qué sale.

JR: Yo hablo por mi, y creo que llevo un rato en la escena, fácilmente diez años o más. Entre que entré a la Escuela, me gradué; ha habido muchos cambios, cómo ha subido y cómo ha disminuido el movimiento del arte. Ahora con la ausencia de CIRCA hay que seguir, porque no podemos perder esto. Antes de CIRCA había un movimiento fuerte de arte y ahora con la pérdida se cayó todo.

MA: Se puede decir que nosotros funcionamos de forma independiente, nosotros corremos el espacio y la idea es utilizarlo para poder correr otras cosas o actividades. Queremos presentar documentales, que el espacio sea alternativo, que no solamente se quede en presentar exhibiciones, que tenga una oferta variada; hacer eventos de arquitectura y diseño. Queremos aprovechar el momento que estemos aquí para ofrecer una buena programación.

JR: A nosotros también nos gustaría tener una selección bien importante. Yo creo que cada exhibición que presentamos Martín y yo nos acerca cada vez más, pero nunca estamos conformes. Pretendemos que cada exhibición sea mejor.

MA: La idea es que el espectador venga y vea una exhibición montada, que vean que tiene una lectura completa, que se vea dentro de un contexto y poder promover de la manera correcta. Cada artista tiene sus ideas y por ejemplo, el escogido facilita muchas veces el tema. Este tema, “Tell us a story”, surgió de querer relatar que la gente en algún momento de sus vidas han pasado por Santurce. La idea era que los artistas contaran una historia relacionada a este tema a través de su técnica o concepto, que tuviera que ver con algo o algún recuerdo de algún suceso pasado en el área de Santurce, Miramar.

JR: Otras de las exhibiciones que hemos llevado a cabo, como “Pocket” y “On the Limit” más o menos se relacionan a esta temática, ya que nuestro espacio se encuentra en ese límite entre Santurce y Miramar creando una conciencia espacial.

MA: En “Pocket” la idea era reunir una cantidad bastante grande de artistas, por eso la idea de que las obras fuesen en pequeño formato. Esa es una de las que Jaime y yo hemos conceptualizado, “On the Limit” y ahora “Tell us a story”.

JR: También tuvimos “De Bayamón a la 15”, curada por Juan Negroni, que fue de artistas emergentes naturales de Bayamón. Cuando son exhibiciones curadas por otras personas, estas nos hacen un acercamiento nos comentan el proyecto que tienen en mente con la propuesta y nosotros les damos la oportunidad.

MA: Nosotros también queremos hacer eso que vengan curadores y sometan propuestas, pues estamos abiertos a eso. Queremos abrir ese espacio, pues nosotros no somos curadores. Somos aristas corriendo el espacio.

B: ¿Cuál es su percepción acerca del arte local emergente? ¿Puede determinar que actualmente hay artistas prometedores pertenecientes a esta generación?

JR: Realmente, yo, como artista pienso que hay mucha confusión; pero puede mejorar, y talento hay de sobra. Veo a los artistas muy vagos en la obra, que pueden dar más y se conforman con cualquier resultado; pero esa es mi percepción. Sin embargo, buenos artistas hay.

MA: Por la experiencia que hemos tenido con las exhibiciones que hemos montado aquí, creo que deben ser más responsables, dedicarle más tiempo a su obra. Quieren hacer ciertas cosas, pero no las llevan a cabo. A veces proponen algo y el resultado no llega a ser la idea que propusieron antes. A veces se confían demasiado y hace falta trabajar para lograr una buena obra. Yo cuando estaba en la Escuela de Artes Plásticas, iba todos los días. Al menos yo, Filipo Tirado, Juni, Bubu; toda esa gente que ahora mismo están activos y estuvieron trabajando constantemente. Estoy hablando del años 2002- 2003, estaban exhibiendo y todos nos apoyábamos.

JR: Realmente en estos últimos seis meses yo he visto un cambio del cielo a la tierra en el arte. Todas las semanas hay eventos de arte. Hubo un lapso de tiempo que no sucedía nada, pasaban dos o tres semanas y no había nada.

MA y JR: Algunos artistas prometedores, vamos a comenzar con Jesús “Bubu” Negrón, Radamés “Juni” Figueroa, Michael Linares, Rogelio Báez, Jorge Díaz, Bobby Cruz, Omar Obdulio. Roberto Márquez también, y es uno de los que está luchando y siempre trabajando, Karlo Ibarra.

B: ¿Cuáles entienden que son las necesidades de los artistas jóvenes en la actualidad?

JR: Espacios y materiales, dinero.

MA: Primeramente dinero, para poder comprar los materiales necesarios. Esa yo creo que es la prioridad.

JR: Creo que aquí se debe empezar a promover la venta del arte, no solamente a los coleccionistas que ya están establecidos, sino que surja gente nueva comprando arte. Que se eduque de alguna manera para que coleccionistas internacionales vengan a Puerto Rico a ver lo que está pasando acá.

MA: Yo creo que también esto mismo de “Santurce es Ley” sirve de instrumento, como CIRCA. De este mismo ejemplo, se pueden hacer más cosas y el año que viene llevar y traer espacios alternativos de Nueva York, Chicago, España.

JR: Creo que internacionalmente los artistas tienen que salir de aquí para que su obra la vea el mundo, que tengan reconocimiento internacional.

B: ¿Cómo ven ustedes la labor del artista, consideran que es una profesión?

JR: Es una profesión y un estilo de vida.

MA: Sí es una profesión, pero si tienes buenos compradores, quien adquiera tu obra, alguien que te apoye económicamente, tu puedes seguir siendo artista toda la vida; pero eso pasa bien poco. Tal vez, de cien artistas, hay diez que viven de su obra. Esto es porque tuvieron la oportunidad de exhibir su obra a nivel internacional, de ganar premios importantes y que coleccionistas aportan a sus carreras, y para sobrevivir hay que generar dinero y generar dinero significa irte a trabajar de mesero, o irte a estudiar otras cosas para poder tener un empleo que ayude a sufragar otros gastos.

JR: O irse a trabajar a un museo los fines de semana y trabajar como artista durante la semana.

B: ¿Cuál entiende que es la función del artista y qué debe hacer para ser considerado profesional?

JR: La función del artista para mi es vivir.

MA: Vivir o sobrevivir? Para mi la función es tratar de llevar un mensaje social, exponerlo y ejercer la libertad de expresión sin importar lo que diga la gente.

JR: Yo creo que es ser el fusil de la revolución. Para mi el arte es primero que muchas cosas, creo que ha existido antes de cualquier cosa, es como el primer descubrimiento.

MA: Ahora mismo un artista puede ser un profesional, pero que la sociedad nos acepte como profesionales, ahí es que está difícil la cosa; porque si no entienden tu obra o no están de acuerdo, ya sea a través de la crítica u otros medios. Sin embargo, no solo está en la sociedad, el 80% de la sociedad en Puerto Rico no está educada en cómo funciona el campo del arte. Creo que el 20% es el único que está educado en esto.

B: ¿Qué aspectos crees que determinan que un artista sea profesional?

JR: La genialidad, cuando se ve una obra que choca, lo que te hace volar cuando ves algo, que el mensaje se sienta. Sin embargo, personalmente cuando veo una buena obra, me doy cuenta que el artista es un profesional; pero eso tiene que ver con el gusto y tal vez lo que te gusta a ti no me gusta a mi.

MA: Ver una obra que impacte de alguna manera, que se pueda entender y que sean profesionales por la originalidad y el propósito de su obra.

Martín Albarrán

Actualmente, cursa una Maestría en Arquitectura de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico y obtuvo un Bachillerato en Escultura de la Escuela de Artes Plásticas (2005). Tuvo participación en la Feria Scope New York 2012, la Colectiva Fundación ARWI en el Centro de Convenciones de Puerto Rico, en la Galería Viota y ha participado en VII Bienal Latinoamericana de Arquitectura del ELEA. El Salvador (2007). Fue Co-Fundador de CArt Watch, Estudio y Espacio Alternativo para las Artes. Santurce P.R. (2010).

Jaime Rodríguez

Obtuvo un Bachillerato de la Escuela de Artes Plásticas (2006). Fue galardonado con el Segundo Premio del Certamen de Arte Joven de Oriental Group (2008). Tuvo participación en la Feria Scope New York 2012, la Muestra Nacional De Artes Plásticas Instituto de Cultura y en la Colectiva Fundación ARWI (2009). Fue junto con Martín Albarrán fundador del espacio Cart Watch, Estudio y Espacio Alternativo para las Artes, Santurce, PR (2010).

*Esta entrevista se llevó a cabo en julio de 2011 como parte del Proyecto Archivo de Perfiles de las Artes Visuales Contemporáneas Emergentes como requisito de graduación a la Maestría en Gestión y Administración Cultural del Programa de Estudios Interdisciplinarios de la Universidad de Puerto Rico recinto de Río Piedras.

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.